© Copyright Qode Interactive
Fobia social : síntomas y tratamiento - Toñi de la Puente - Psicóloga
17972
post-template-default,single,single-post,postid-17972,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Fobia social : síntomas y tratamiento

Comparte este artículo:

La Fobia social : síntomas y tratamiento

Fobia social : síntomas y tratamiento

Fobia social : síntomas y tratamiento

La fobia social : síntomas, causa, diagnóstico, mantenimiento y tratamiento.

Qué es la fobia social

Fobia social : síntomas y tratamiento. La fobia social es un temor excesivo y persistente a la presencia de personas en determinadas situaciones sociales. Estas situaciones causan ansiedad por temor al escrutinio, opinión o rechazo de los demás. Puede presentarse también ansiedad anticipatoria antes de que aparezca la situación temida.

A estas personas les importa demasiado lo que otros opinen de ellos. Debido a esto evitan o temen situaciones. Por ejemplo hablar en público, reuniones sociales, iniciar/ mantener conversaciones, o citas con otras personas del sexo opuesto. Simplemente con imaginar estas situaciones la persona ya experimenta ansiedad. Esto conlleva que cuando se enfrenta a momentos sociales lo haga con un alto nerviosismo y pensamientos catastrofistas respecto a su ejecución. Ejemplos de ello serían «voy a hacer el ridículo » «se van da dar cuenta de que estoy muy nervioso» . Precisamente estos pensamientos impiden que en el momento de enfrentarse a la situación social no genere herramientas adecuadas de manejo emocional, cognitivo y conductual. La fobia social: síntomas y tratamiento.

Síntomas de la fobia social

Síntomas físicos

  • Palpitaciones, taquicardias
  • Traspiración
  • Dificultad para respirar
  • Rubor
  • Molestias gastrointestinales
  • Tartamudez o temblor en la voz
  • Mareos o aturdimiento
  • Agarrotamiento o tensión muscular
  • Temblores en manos o pies
  • Sensación de frío o de calor

Síntomas cognitivos y emocionales

  • Pensamientos negativos («no les gusta lo que digo», «me quedaré bloqueado», etc.) sobre situaciones anticipadas sociales.
  • Miedo a bloquearse mentalmente, a que se den cuenta de que se está nervioso, etc.
  • Temor a la evaluación negativa de los demás o a ser juzgado.
  • Sensibilidad excesiva a la crítica o desaprobación.
  • Sensación de que todos le observan.
  • Miedo a conocer gente nueva.
  • Temor a ser visto como ansioso, débil o raro.
  • Evitación de eventos sociales.
  • Soportar situaciones sociales con un miedo intenso
  • Analizar el desempeño antes/ después de una situación social, identificar los errores y pensar en consecuencias catastrofistas que esto va a tener. «Lo he echo mal, soy tonto», «no les gusto·, » pensarán que no se hacerlo», etc.
  • Verbalizaciones negativas (verse torpe, poco interesante, inseguro, etc.).
  • Aislamiento e inseguridad.
  • Esperar lo peor de una experiencia negativa en una situación social.

Conductas de seguridad

  • Evitar mirar a los ojos o mirar a otro lado si le van a preguntar
  • No saludar, ignorar a otros o no dar las gracias
  • Evitar personas, lugares y ambientes
  • Tics y hábitos nerviosos
  • Evitar hablar con los demás
  • Dar la razón en todo, evitar discutir
  • Evitar tener citas

Causa

  • Hereditario, o vulnerabilidad biológica. En ciertas personas hay una tendencia a ser socialmente inhibidos o a experimentar una alta ansiedad.
  • Déficits en habilidades sociales
  • Factores personales o educativos. los modelos sociales influyen en el momento de afrontar o evitar situaciones sociales. Influyen también las experiencias que van a facilitar o no aceptar con éxito las críticas negativas, miedo a la evaluación negativa, inhibición del comportamiento, etc.
  • Factores ambientales estresantes : maltrato infantil, estrés laboral, problemas familiar, etc.

Diagnóstico

La persona presenta una alta ansiedad en situaciones sociales. Ello se debe a un  temor excesivo a que sean embarazosas o miedo a comportarse de forma embarazosa o humillante.

El miedo es desproporcionado a la amenaza real. Se produce  una evitación activa de las situaciones.  Además provocan fuerte malestar y deterioran el funcionamiento social .

Complicaciones                                           

Este trastorno puede limitar la vida de la persona perdiendo relaciones laborales, sociales o de intimidad. Además puede perder oportunidades profesionales y conllevar un importante sufrimiento personal. Es característica la baja autoestima. Aparecen también riesgos derivados como de abuso de alcohol o de depresión para relajarse en situaciones sociales.

Mantenimiento

Las personas con fobia social evalúan las situaciones sociales como amenazantes o catastróficas. Por consiguiente asumen una incapacidad para manejar la situación. La anticipación de la amenaza, la focalización de la atención en los aspectos amenazantes en lugar de las habilidades de ejecución y la evitación son los mecanismos que la mantienen.

Tratamiento de la fobia social

La psicoterapia cognitivo-conductual es muy útil en el tratamiento de la fobia social. Las técnicas que se utilizan son :

  • Psicoeducación. La persona entiende cómo funciona este miedo y porqué se está manteniendo. Se proporcionan herramientas con la que el paciente empieza a generar control sobre el miedo y los pensamientos amenazantes.
  • La reestructuración cognitiva. Permite aprender a reconocer los pensamientos distorsionados modificándolos y sustituyéndolos por otros más realistas. Por ejemplo la persona identifica las relaciones sociales como una amenaza, como un fracaso o una situación catastrófica.
  • La exposición a los estímulos temidos y volver a normalizar gradualmente su vida. Se aprende a responder correctamente ante determinadas situaciones para reducir la ansiedad, mediante exposición controlada. La persona deja de huir de estas situaciones, se enfrenta a ellas sin ansiedad y va superándolas de forma progresiva.
  • Entrenamiento en habilidades sociales.  Como ejemplo de ello: expresar sentimientos y opiniones, hacer y afrontar críticas, decir no, observación, escucha, etc.
  • Las técnicas de relajación. Ayudan a reducir el nivel de ansiedad.

Los resultados avalan que esta terapia tiene validez científica para resolver con éxito este trastorno. La persona logra cambios en el manejo y gestión de pensamientos, emociones y conductas y disminuir el miedo, sufrimiento y la timidez extrema.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies