© Copyright Qode Interactive
Las cinco trampas del amor - Toñi de la Puente - Psicóloga
19155
post-template-default,single,single-post,postid-19155,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Las cinco trampas del amor

Comparte este artículo:

Las cinco trampas del amor                                           

Sinopsis. Las cinco trampas del amor

Las cinco trampas del amor

Las cinco trampas del amor

                    Iñaki Piñuel, las cinco trampas del amor , un libro-brújula sobre formas de amor que realmente son trampas amorosas y formas de amor-sufrimiento. Iñaki Piñuel realiza este libro con intención de orientar a sus alumnos universitarios en estos temas .  En él  aborda la teoría del amor exponiendo  tipos de amor que llevan a conflictos de pareja, sufrimiento o  relaciones tóxicas. Una forma de conocer los tipos de relaciones destructivas y entender porqué se producen y sus secuelas. Siempre hay forma de cambiar y mejorar los patrones no válidos en las relaciones de pareja.

Análisis. Las cinco trampas del amor

1. Por fin un libro me cuenta que es el amor

El amor de pareja no tendría que estar unido al sufrimiento. Sin embargo para muchas personas es así y piensan que no hay amor sin padecer. Además se sienten escépticas cuando han sufrido de encontrar a una persona o no entienden porqué caen en este tipo de relaciones. En este libro se habla de los cinco errores más repetidos en  las relaciones amorosas.

¿Porqué es tan difícil obtener o mantener una relación de pareja ?

Una de las confusiones más importantes es confundir el amor con el deseo.

2. ¡Socorro! Necesito amor

  La tendencia humana es la reciprocidad, esto es imitar el deseo del otro incluso sobrepasándolo en un esfuerzo que pone en peligro de violencia verbal o física.

3. Las trampas del amor romántico y la mentira del enamoramiento

      El enamoramiento real  se presenta como una subida de feniletilamina llamada «neurotransmisor  del amor», que es adictivo pero no se puede mantener a lo largo del tiempo. De hecho el enamoramiento no dura más de 9-18 meses y se remonta a la vulnerabilidad de la mujer y la necesidad de tener a su pareja cazadora cerca para proteger a sus crías. No se puede estar de continuo enamorado, de la misma forma que no se puede vivir solo bajo los efectos del alcohol o la droga.

¿Qué hace que nos enamoremos ? la mentira romántica

         El ser humano nace con la capacidad innata de imitar lo que perciben nuestros sentidos. Esta capacidad imitativa se dirige a todo el aprendizaje humano. Todo lo que adquirimos es imitativo y mimético. El mito del héroe romántico es verse como personas con actitudes y deseos característicos. Sin admitir la realidad que lo que somos es el resultado de la interacción con los demás, especialmente de aquellos que son nuestros modelos.

           Son decisiones de las neuronas espejo que deciden por nosotros. Quién debo ser o qué debería desear es la pregunta. Esta elección no es consciente, se produce de forma parecida a como se contagia un virus. La imitación es automática no procede de una decisión personal, supone una forma de huida ante un vacío existencial.

Nos emparejamos con personas que otras personas que tenemos como modelo de deseo han pensado que somos dignos de ese amor. Detrás del deseo mimético hay una intención de convertirse en el otro. La propaganda, la publicidad y el marketing fabrican nuestros modelos de imitación.

4. Cómo funciona el amor : las 7 leyes del deseo amoroso. Las cinco trampas del amor

El proceso de desear no tiene fin a no ser que haya un deseo y voluntad del neocórtex centra. Las leyes del deseo son:

1. Tu deseo no es espontáneo ni original sino copiado de otro

Deseamos a aquellos que supuestamente son deseados por nuestros modelos. Es necesario identificar este triángulo amoroso

2.Tu deseo depende de un modelo seas o no consciente de ello

Nuestros modelos suelen ser los seres humanos más cercanos. De ahí que a veces se entre en conflicto por coincidir la persona de nuestro deseo: que te guste por ejemplo la novia de tu amigo.

3.Tu deseo se refuerza si encuentra oposición o dificultad y se debilita y desaparece tras su consecución

Si el deseo aumenta por la dificultad de alcanzarlo o porque muchos quieren ese objeto de deseo, la persona se esfuerzan en relaciones amorosas imposibles, conflictivas o traumáticas Se enganchan a relaciones dañinas, perversas o perjudiciales. La repetición de este esquema les lleva a confundir amor con maltrato o pasión con menosprecio o broncas.

4. La mutua imitación entre tu pareja y tu crea el doble vínculo mimético o reciprocidad

La mutua imitación de caricias, gestos o piropos puede transformarse también en insultos, menosprecio o violencia. De ello deriva la violencia doméstica. Se puede dar reciprocidad positiva o negativa. Escalada hacia el afecto o escalada hacia la violencia. La envidia en la pareja, competir y rivalizar es otra forma de llegar a la violencia.

5. La mutua imitación o rivalidad negativa entre tu pareja y tu os condena a un conflicto sin objeto

La rivalidad ahora no es sobre el objeto sino sobre el otro miembro de la pareja al que hay que abatir y aniquilar como persona. Ya no se pelea en los divorcios por cuestiones sino por destruir al otro que ahora es el adversario. Se pasa del amor al odio. Incluso al acoso o violencia.

6. Tu mecanismo mimético te conduce a creer en dos mitos: la culpabilidad del otro y la percepción de que fue él quien empezó la bronca.

La historia que nos contamos es que el otro miembro de la pareja es el malo, el perverso, el sinvergüenza. Solo quedan dos rivales y el deseo de eliminar al otro. Los pequeños fallos en la relación producen una escalada de reciprocidad negativa.

Es difícil conocer como se inicia pero cada uno piensa que el culpable es el otro. Se recurre a chivos expiatorios.

 

7. El escalamiento violento fundamentado con la imitación mutua termina con la destrucción mutua asegurada de ambos miembros de la pareja.

Supone la destrucción mutua. Lo único que les une es la violencia mutua. En este proceso alguno de los dos decide destruirse para destruir al otro. Por ejemplo con alcohol, drogas, trabajo excesivo o enfermedades que perjudiquen al otro. De este círculo se puede salir.

5. El triángulo amoroso

Cuando se desea lo que el otro desea, el otro se convierte en un rival. Aparece una reciprocidad negativa y sentimientos de envidia y resentimiento. Un ejemplo es desear dos amigos a la misma chica simplemente porque el otro la desea y luego darse cuenta de que realmente no la deseas cuando el otro ya rompe para siempre esa relación de amistad por sentirse herido.

6.El riesgo de la rivalidad en la pareja: la guerra de Rose.

  Un ejemplo de como la rivalidad y escalada de violencia de la pareja no puede terminar bien.  Las asimetrías de la pareja y malentendidos fueron el detonante inicial para el resentimiento mutuo.  No son conscientes del proceso que les lleva a la ruptura afectiva inicial y luego a su destrucción. Desde pequeñas jugarretas hasta graves agresiones. Al final todo termina con la muerte de los dos a causa de sus mutuas agresiones y destruida la casa que era el objeto de la disputa.  La medida que aseguraría la supervivencia es detener la rivalidad y pasar el mal trago del divorcio lo antes posible o volver de nuevo a ser pareja.

7.Los hijos como objeto de rivalidad: el juicio de Salomón.

      Los hijos una y otra vez se sacrifican en la rivalidad del conflicto de los padres. Los padres ya no están unidos por el amor sino por el odio. Solamente la renuncia a la rivalidad preserva el objeto.

8. Primera trampa : el robanovias

Amar a alguien porque veo que le gusta a otro.  Se hacen todo tipo de ficciones románticas sobre el otro en lugar de relacionarse sanamente con la realidad. Algunas personas confunden la locura pasional con el amor verdadero.

9. Segunda trampa: el curioso impertinente o eterno marido

    La persona que lo padece trabaja en su propia derrota. Es poner a prueba al ser amado y desear que sea infiel. Así luego lo persigue luego y vuelve a experimentar el amor. Ese amor pasadas las pruebas será puro y auténtico. Debido a déficits en la infancia no ha  construido una imagen positiva de sí mismo. Intenta desearse a partir del deseo de los demás. Carece de fe en sí mismo. Utilizan la pareja como objeto para ser envidiado por los demás. Teme que le roben a su chica y a la vez necesita que la deseen para desearla. Cualquier manifestación ambigua les sumerge en una reacción emocional desproporcionada y celos. Celos que generan ellos mismos y les conducen al desastre emocional final. Al final la profecía paranoide del engaño y la traición termina cumpliéndose. Es un patrón masoquista, un deseo loco de castigarse a sí mismo. En lugar de trabajar para mantener la pareja, trabajan para destruirla.

10. Tercera trampa: la misión imposible don juanes y mesalinas

   «Solo es deseable lo que se me resiste». Un obstáculo, un límite social o una prohibición real o imaginada adquiere automáticamente más valor en el mundo del deseo. Les enamoran los objetos imposibles. Por ello su misión es imposible. Cuando se consigue este objetivo inalcanzable, deja de tener valor y desaparece el deseo. Si no se consigue entonces es porque merecía la pena, es un pensamiento masoquista. Una obsesión que lleva la semilla de la autodestrucción. Son atraídos fatalmente por quienes les humillan, desprecian o maltratan. Caen en parejas tóxicas. Conseguir lo que nadie consigue, que su pareja sea una buena persona.

      Los don juanes y mesalinas tratan de seducir y someter sexualmente a sus víctimas para luego ser abandonadas y despreciadas. Fríamente y sin culpa. Nunca habrá una relación real de pareja. Solo existen rivales y presas. Sus víctimas viven el amor zero.

11. Cuarta trampa : La coqueta o el chico malo

              Mujeres o hombres fatales que causan atracción pero no son el amor verdadero. Simulan independencia, autonomía y desapego emocional. Saben que es una forma de seducción. Hacen que los demás les deseen sin dejarse llevar por el deseo, despertar la pasión en otros y que se sometan a su ley. Realmente se desprecian a sí mismos y a los demás.

               El psicópata pretende ser adorado y luego destruir a la víctima y que nadie más pueda disfrutar de ella. Cuanto peor es tratada la víctima más enamorada se siente. Carecen de emociones por ello vampirizan las de sus víctimas.

12. Quinta trampa: el pagafantas o mártir del amor.

Amar a alguien porque necesito sentir que me necesita. Se trata de dar, dar y dar ….y al final duele. Se consideran mártires del amor sin reciprocidad ninguna. Su felicidad es mi felicidad .Son el complemento perfecto para ególatras que tienen un sirviente gratis. Se convierten en un ser tan fácil de usar, tan barato, asequible y utilizable que en lugar de ser amados son utilizados. La moneda que reciben por sus incontables servicios es la pérdida de valor, ignorancia, desprecio e incluso maltrato emocional. Le pone a tiro de las peores parejas y por ello acuden a consulta. No eligen a su pareja, son elegidos. Creen que el amor es sufrir, no entienden la necesidad de reciprocidad. Dan todo y más hasta quedar vacíos. Cuanto más utilizados y manipulado sea más amado se cree. Necesita ser necesitado aunque le lleve a la infelicidad y el sufrimiento. Ser alguien para alguien. Jamás dicen «no» a los demás. Temen perder la relación por su dependencia emocional.

Cuanto peor es el maltrato más difícil es salir de la relación. Solo percibe el amor en aquellos que le usan como objeto. Terminará enganchándose en relaciones tóxicas.

13. Cómo escapar de las trampas del amor: la renuncia al mimetismo desde la consciencia

Desear los objetos amorosos solo porque los demás desean puede llevar puede llevar a querer que los demás nos conviertan en objeto de deseo.  Es necesario renunciar al narcisismo y la seducción para enganchar a los demás. Sin embargo vivir del deseo de los demás es un proyecto que llevará al fracaso. Renunciar al masoquismo y  a  «adorar para ser adorados por otros». La perpetua necesidad de ser amados de niños les convierte en adultos adictos al amor. Sus heridas emocionales, les hace vulnerables y les condenan a vivir el patrón tóxico en su vida amorosa de adultos. El trauma infantil configura narcisistas y codependientes. Los narcisistas piensan que es necesario seducir y fascinar al otro. Los codependientes creen que tienen que cuidar a su pareja para que le necesite. La sanación llega cuando se dan cuenta de que no hubo amor en su infancia que eso no se puede cambiar pero si  su presente.

La vulnerabilidad a la seducción les convierte en víctimas de la manipulación y maltrato de parejas abusivas. Es necesario salir del balancín infernal de las relaciones sube-baja típicas del dios adorador.

14. El camino hacia el amor consciente: de la paranoia a la metanoia.

El amor verdadero no puede ser comprado, inducir o manipular pues es un regalo. Los tres indicadores de sufrimiento amoroso en consultas son: excitación pasional, angustia y depresión.  Son relaciones tóxicas. El amor de pareja es una elección no una necesidad. El auténtico amor nace del cerebro racional : el neocórtex frontal. El cerebro emocional no puede ser el fundamento en elecciones duraderas pues se rige solo por el placer y evitación del dolor que lleva a la persona a relaciones caprichosas y cambiantes. El amor es perseguir con voluntad racional aquello que es bueno, verdadero y justo para nosotros. Lleva a cuidarse los miembros de la pareja y no rivalizar. El amor auténtico es más razón que emoción.

El amor racional elige renunciar a la reciprocidad automática negativa. La reciprocidad amorosa les hace escalar en la relación pero hacia niveles de mayor felicidad y disfrute.

Sobre el autor. Las cinco trampas del amor 

Iñaki Piñuel doctor en psicología, psicoterapeuta, divulgador y escritor. Experto en mobing . Fundador y director del instituto Inaki Piñuel. Se ha especializado en temas que causan dolor emocional intenso o traumas como el acoso  o maltrato psicológico y   relaciones afectivas con personalidades psicopáticas. Activo en las redes sociales y canal de You Tube.

Otros libros o artículos :

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies