© Copyright Qode Interactive
Depresión tras mudanza - Toñi de la Puente - Psicóloga
17841
post-template-default,single,single-post,postid-17841,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Depresión tras mudanza

Comparte este artículo:

Depresión tras mudanza

Depresión tras mudanza

Depresión tras mudanza

 Cómo enfrentarse a una depresión tras mudanza  con éxito

¿Por qué las mudanzas causan depresión?

La depresión tras mudanza es un fenómeno que ocurre. La mudanza es una causa de desequilibrio emocional. Afecta al bienestar y tranquilidad personal y puede tener un gran impacto emocional en la salud. Especialmente si este cambio es impuesto. En general los cambios generan en la persona inseguridad, equilibrio y un cierto temor. Una mudanza afecta directamente a la vida cotidiana y a las rutinas y entorno cercano. Además supone remover y desempolvar objetos y pertenencias que estaban dormidos y que pueden causar tristeza.

La decisión de un cambio de vivienda conlleva variaciones en nuestro día a día que requieren de una adaptación progresiva. El exceso de actividades en poco tiempo, el hecho de que la mudanza sea impuesta, el cambio de ciudad, el abandono de seres queridos, otros cambios además de la mudanza……todo ello puede provocar en la persona situaciones de tensión, estrés, ansiedad y un bajo estado de ánimo.

El hogar es algo más que un espacio físico. Es el lugar de descanso, de vivencias, de recuerdos, de intimidad y amor….en él se deja parte de sí mismo. La mudanza supone salir de la zona de confort, de un terreno seguro que se conoce.

Además a veces la mudanza puede coincidir con momentos clave en la vida de la persona como traslado de trabajo, casarse, ruptura de pareja situaciones que de por sí implican también cambios y motivos de adaptación.

Tristeza pasajera e incertidumbre por el futuro

La tristeza pasajera por cambiar de hogar es un síntoma habitual. Realmente se produce un duelo por lo perdido. Las rutinas, los lugares, la gente conocida, el hogar …todo desaparece. En cierta forma van a despertar los recuerdos de la vida que dejamos atrás en el momento de descubrir la nueva. Es importante no romper totalmente con el pasado y seguir la relación con aquello que se deja. Favorecerá la adaptación progresiva al nuevo destino.

El pasado ya no volverá pero se pueden guardar buenos recuerdos y elegir aquello que merece la pena conservar. De esta forma el sentimiento de pérdida no será total. A esto hay que añadir la posible aparición de incertidumbre por el futuro. Lo conocido implica seguridad, lo nuevo no, y esto puede generar angustia o inquietud de no encontrar aquello que se pierde. Además hay una mezcla de sentimientos contradictorios. Por una parte la nostalgia de lo que se pierde y por otra la esperanza de lo que se puede conseguir.

Realizar una mudanza organizar todas nuestras pertenencias implica recorrer todas las vivencias y experiencias en ese lugar. Es un viaje a los recuerdos . Además implica un considerable esfuerzo físico aunque se tengan contratados los servicios para realizarla.¿ Como evitar la depresión tras la mudanza ?

¿Cómo enfrentarse a una mudanza con éxito?

  • Organiza, planifica y actitud positiva

    Organiza, planifica y actitud positiva

     

    Organizar y planificar con tiempo todo aquello que necesitamos realizar sin prisas. Evitar en lo posible la sensación de caos por el cambio y el exceso de tareas a realizar. El poco tiempo y la rapidez son fuentes de estrés cuando nos vemos desbordados por la multitud de tareas a realizar. Ser flexible y enfrentarse a los cambios con positividad. Toda ruptura de rutinas y vivencias nuevas puede desestabilizar emocionalmente.

  • Seleccionar las prioridades. De las innumerables tareas que el preso trae consigo determinar las imprescindibles y las que pueden esperar
  • Prioriza y anotar las actividades urgentes, necesarias y que pueden esperar con fechas y etiquetar cajas con el nombre de lo que contienen y lugar para ellas.
  • Deshacerse de todo lo innecesario. La mudanza es una buena ocasión para soltar lastre y eliminar todo aquello se va acumulando a lo largo del tiempo y no se utiliza. Elegir y decidir aquello que si se quiere conservar. Despedirse y agradecer lo que disfrutamos de ellas y donarlas, venderlas o reutilizarlas.
  • No aferrarse demasiado emocionalmente al pasado, no ayuda a prepararse para la nueva vida. Guardar un buen recuerdo de esas vivencias y una expectativa positiva para el cambio que se va a realizar.
  • Actitud positiva.

    Pensar en los aspectos negativos de la mudanza, en las dificultades, … lo único que va a favorecer es un desgaste de energía emocional que puede favorecer entrar en estados pasajeros de agotamiento emocional, desgana y/o bajada de ánimo. Además se necesitará un plus de energía que no se puede desaprovechar.

  • Relaciones sociales. Expresar con amigos, conocidos, seres queridos los momentos y sentimientos que se está viviendo ayuda a canalizar las emociones y sentirse mejor
    Compartir con las amistades los momentos que se viven, ampliar amistades en el nuevo domicilio previene la depresión

    Compartir con las amistades los momentos que se viven, ampliar amistades en el nuevo domicilio previene la depresión

    .

  • Calma, serenidad y actitud de flexibilidad ante imprevistos o desorden que van a aparecer. Dejar siempre a pesar de disponer de poco tiempo de momentos de ocio y descanso que ayuden a equilibrar el exceso de tareas.
  • Oportunidad de crecimiento personal. Se puede utilizar este momento para eliminar hábitos que deseáramos cambiar e iniciar otros que nos hubiéramos propuesto. El nuevo entorno facilita nuevos hábitos.

¿Cómo ser feliz y no caer en depresión tras la mudanza ?

Ya en el nuevo hogar ¿ que estrategias hay que poner en práctica para montar la nueva vida con éxito ?

  • Empezar a buscar todo lo necesario para lograr realizar las actividades que habitualmente se realizaban. Volver a vivir felizmente y adaptarse supone buscar todo aquello que se quiere para el nuevo lugar.
  • Construir amistades en la nueva residencia. Aislarse puede conducir a una sensación de vacío. Es necesario enfocarse en descubrir y conocer nuevas amistades. La soledad inicial estará presente si no se emprenden acciones para ello. Nuevas relaciones laborales, vecinales, de ocio en incluso a través de las nuevas tecnologías lo van a facilitar.
  • Activarse a descubrir la nueva zona o ciudad donde se va a vivir. La actividad generada y el interés por conocer los nuevos lugares alejarán caer en momentos de tristeza .

Afrontar este cambio con confianza, optimismo y como un reto a desarrollar favorecerá el éxito. Es el momento de dejar lo negativo del pasado y enfocarse en aquello que se desea para el futuro .Nuevos retos y nuevas experiencias por vivir. ¡Construir la nueva vida!

Otros artículos relacionados:

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies