© Copyright Qode Interactive
El más profundo acto - Toñi de la Puente - Psicóloga
18906
post-template-default,single,single-post,postid-18906,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode-title-hidden,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

El más profundo acto

Comparte este artículo:

El más profundo acto de curar es hablar, el más profundo acto de ayudar es escuchar.

El más profundo acto de curar es hablar. El más profundo acto de ayudar es escuchar

El más profundo acto de curar es hablar. El más profundo acto de ayudar es escuchar.

 

¿Porqué hablar es curativo ?

Sí, es evidente que el más profundo acto de curar es hablar, el más profundo acto de ayudar es escuchar. 

Cuando una persona tiene un dolor físico acude al médico  para curarse. Sin embargo ¿ que hacemos cuando este dolor no es físico sino emocional ? Ignorarlo o esconderlo no va a permitir tratarlo y curarlo. Más bien al contrario dejarlo dentro, en el tiempo puede suponer la aparición de enfermedades psicosomáticas que afecten al estómago, la piel etc. Ignorar o reprimir emociones y sentimientos nos autodestruye.

        Las cicatrices emocionales se curan expresándolas. Exteriorizar nuestras emociones y sentimientos libera y sana. Cualquier forma de expresión es válida. Desde hablar a escribir. Es la forma de reducir efectos emocionales negativos. Sacar fuera de nosotros en el momento, lugar y personas adecuadas es la mejor forma de cicatrizar y curar. Exteriorizar libera y sana

¿Porqué escuchar es una ayuda valiosa ? El más profundo acto de ayuda es escuchar

      La persona que escucha  está estableciendo relaciones positivas con el otro aprende, crece, se hace más empática, y además fortalece vínculos afectivos. Escuchar  aumenta la confianza y autoestima personal. No es fácil saber escuchar,, es una preciada habilidad hoy en día. De hecho actualmente hay un problema real en las relaciones de falta de comunicación.

      A la inversa, sentirse escuchado es  sentirse aceptado y valorado. Si además la persona que se comunica está atravesando por momentos complejos esta ayuda es aún más valiosa. La mayoría de las personas que acuden al psicólogo realmente lo que necesitan es sentirse escuchados. La buena escucha es terapéutica. La persona se des-ahoga de sus males. Compartir aquello que causa dolor, libera. Una persona que se siente escuchada, acogida y apoyada, sabrá resolver mejor las situaciones difíciles que tenga que resolver.  Escuchar, sin rechazar o juzgar,  es dar atención y valor a la persona.  

Si quieres mantenerte al día en las publicaciones     SUSCRÍBETE EN: https://xn--toidelapuente-jkb.org/suscripcion/ 

Otros artículos :

     

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies