Tu realidad cambia cuando

  A veces  llegan pensamientos que no se corresponden con la realidad.  Se les llama pensamientos irracionales, y nos llevan a errores. Además influyen en el estado emocional. Ante una misma realidad  dos personas la viven  de forma diferente. Por ejemplo espero a una persona con la que he quedado y no se presenta. Puedo interpretar que le habrá sucedido un imprevisto por el que no puede asistir, entonces me sentiré bien. O puedo pensar que no ha querido venir y no me avisa, entonces no me sentiré bien. El hecho  o realidad es el mismo pero la interpretación es diferente y las emociones que aparecen también.

 Según la interpretación que haga de esta realidad así la persona se sentirá emocionalmente. La realidad a veces no se puede cambiar, pero si se puede cambiar la forma en que pensamos sobre ella.  Las personas que logran cambiar esos pensamientos irracionales puede tener un buen control emocional y tomar decisiones correctas. . No son los acontecimientos que vive la persona sino las interpretaciones y creencias las que determinan su realidad.